jueves, 26 de marzo de 2015

SAN ROMERO DE AMÉRICA

Por si alguien necesita saber  sobre Romero o los obstáculos en su proceso de beatificación, no necesarios porque el pueblo cristiano lo tiene con referente indiscutible de santidad, cosa que no ocurre con otros declarados a golpe de báculo y plata.- JOSÉ LUIS MOLINA





 TRIBUNA

San Romero de América

La beatificación del obispo salvadoreño constituye un reconocimiento de la teología de la liberación

 24 MAR 2015 - 00:00 CET


A las seis y veinte de la tarde del 24 de marzo de 1980 era asesinado por un francotirador de un tiro en el corazón monseñor Oscar A. Romero, arzobispo de San Salvador (El Salvador), mientras celebraba misa en la capilla del Hospital de la Divina Providencia, en la colonia de Miramonte. Fueron testigos cincuenta personas que asistían al acto religioso y quedaron atónitos e impotentes ante tamaño acto criminal.

Durante los tres años que dirigió la diócesis de la capital salvadoreña (1977-1980), Romero ejemplificó los valores morales de la justicia, la paz, la solidaridad y la vida en un país donde reinaban la injusticia estructural y la violencia institucional, las mayorías populares sufrían la pobreza y la marginación social, y la vida de los pobres carecía de valor.Vivió el cristianismo no como opio y alienación, sino como liberación; no al servicio de los poderosos, sino de los empobrecidos. Denunció la concentración de la riqueza en manos de unas pocas familias que mantenían al pueblo en un régimen de esclavitud. Criticó severamente la alianza entre los poderes político, económico y militar, y el apoyo de Estados Unidos a dichos poderes para masacrar al pueblo salvadoreño. Buscó caminos de reconciliación a través de la negociación y de la no violencia activa. Con su testimonio y su estilo de vida anticipó la utopía de otro mundo posible sin violencia ni opresión política, sin desigualdad social ni corrupción, sin desigualdad social ni explotación económica, sin imperialismo ni militarismo.El pueblo salvadoreño lo reconoció como santo y mártir desde el mismo día de su asesinato. En un bellísimo poema el obispo hispano-brasileño Pedro Casaldàliga le declaró “San Romero de América”. La Iglesia Anglicana lo incluyó en su santoral y es uno de los diez mártires del siglo XX representados en las estatuas de la Abadía de Westminster junto con Martin Luther King y Dietrich Bonfoeffer. El Vaticano, empero, ha tardado 35 años en dicho reconocimiento.

El proceso de beatificación empezó en 1990. Pero pronto surgieron obstáculos de carácter político y religioso que lo frenaron: la derecha política gobernante en El Salvador, los embajadores del país ante la Santa Sede, algunos cardenales como el colombiano Alfonso López Trujillo, etc...

Juan Pablo II censuró en reiteradas ocasiones la actuación pastoral de monseñor Romero por considerarla más política que religiosa y por entender que había permitido la infiltración del marxismo en la Iglesia salvadoreña. El papa polaco agilizó el proceso de beatificación y canonización de José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, mientras ralentizaba el de monseñor Romero con la complicidad del arzobispo de San Salvador el español Fernando Sáenz Lacalle, miembro del Opus Dei, adversario declarado de monseñor Romero, de los jesuitas de la UCA y de la teología de la liberación, quien puso todos los obstáculos a su alcance para la beatificación.

Benedicto XVI definió a monseñor Romero como gran testigo de la fe y defensor de la paz, pero objetaba para su beatificación que “una corriente política deseaba utilizarlo injustificadamente como figura de estandarte”. Las cosas han cambiado durante el pontificado del papa Francisco, quien, poco después de su elección, comunicó al promotor de la causa de monseñor Romero, el arzobispo Vincenzo Paglia, que el proceso de beatificación quedaba desbloqueado y debía agilizarse. Se superaban así los obstáculos puestos hasta entonces por los sectores religiosos y políticos más conservadores de dentro y de fuera de El Salvador y del Vaticano. La comisión oficial de teólogos ha reconocido el martirio de monseñor Romero y el 23 de mayo será beatificado. Su beatificación constituye un reconocimiento de la teología de la liberación perseguida durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI.


Juan José Tamayo es director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid y director con L. Alvarenga autor de Ignacio Ellacuría: utopía y teoría crítica (Tirant lo Blanch, 2014).

Recomendar en Facebook

  

miércoles, 25 de marzo de 2015

UN GUIñO, UNA ESTELA









Un guiño,
una estela
de un Dios que camina
en olas viajeras
y busca una mano,
y una mano estrecha
y sientes que en ella
palpita la sangre
porque es mano que anhela
alcanzar los besos
que locas estrellas
robaron de noche,
mano que se empapa
de llantos y penas
para ser caricia,
para hacerse,
en noches de embrujo,
recias castañuelas
de baile y de música,
de vino y de fiesta, 
mano que se moja
en la brava estela
y en la fuente clara,
mano marinera
que va abriendo rumbos
por la mar inmensa.

Un guiño,
una estela
de un Dios que camina
y un día
sin apenas,
sin ni tan siquiera,
mojados los pies
me empujó
y, en ella,
quise caminar.

Un guiño, 
una estela
y unas gaviotas
que a veces pelean
por asir mi mano.
Pero no son ellas
las que marcan rumbo.
La espuma que salta
rítmica en la estela
colorea mi iris
y en mis labios deja
sal de muchos mares
hecha lentejuelas.


José Luis Molina

VEN CONMIGO


martes, 24 de marzo de 2015

24 de marzo: ROMERO QUE ROMEREA




Romero con sangre que empapa la tierra,
sangre que blanquea, desde los nevados,
cañones, quebradas, ríos y palmeras,
toda nuestra América.
Romero de risa abierta y temprana,
Romero de llanto, Romero que sueña
y soñando sueña Reino en rompimiento,
Reino que pelea en favor del pueblo,
Romero que atisba esperanzas nuevas
para nuestra tierra. Creíste en ellas,
te hiciste semilla, regaste la tierra
y hoy tú, nuestro santo,
a pesar de obispo, eres voz y estrella
y sigues cruzando el alma de América.
Hiciste creíble, desde ti, la Iglesia
que tardó en ser madre, y esposa, y doncella,
y mantuvo el miedo, y cerró las puertas,
tapió las ventanas e ignoró que, afuera,
de tu sangre fresca, han brotado fuertes
amapolas tiernas que, firmes e inhiestas,
arrancan canciones bordeando veredas.
Bendito Romero y bendita América
que te hizo su santo sin guardar esperas.
Bendito Romero que por esta tierra
romereas tu sueño y con él nos llenas
                                                                    José Luis Molina

viernes, 20 de marzo de 2015

CINE CLUB INTIRUNA



Con la alegría de siempre, ayer José Luis Molina, sacerdote responsable de acompañar la Fundación Intiruna, inauguraba un nuevo espacio de formación y participación en las instalaciones de la Escuela Inti: el CINE CLUB.
Todo parte de una propuesta del grupo de Acción Social y  que pretende los siguientes objetivos:
·       Abrir un espacio de formación alternativo que contribuya a generar conciencia en aspectos políticos, sociales, culturales.
·       Aportar al desarrollo de criterios estéticos y cognitivos a partir del cine
·       Generar un espacio de encuentro con gente de dentro y fuera de la fundación.

¿Por qué  el cine?
El cine es una herramienta valiosa para difundir y aportar en el conocimiento cultural, aprendizaje de valores, criterios sociales, humanos y políticos, entre otros.
El cineclub en INTIRUNA pretende por tanto fortalecer las capacidades de los integrantes de la Fundación y abrir puertas a un  público foráneo, por medio de una programación organizada.
A través de una planificación previa,  la presentación de  producciones cinematográficas quiere generar diálogos, abrir debates, buscando alguna forma creativa para que  la gente participe. 
Y ayer 19 de marzo con la película “Viento del Pueblo” que nos abrió la vida del poeta Miguel Hernández lo inauguramos, en expectativa de un calendario mensual. Los encuentros se realizaran cada tercer jueves de mes, a las 18:30
Como parte de la metodología y en ocasión especial por el primer encuentro del Cine Club, luego del foro,  José Luis nos ofreció gratuitamente varios poemas de Hernández, escritas a mano en fotografías de su colección, lo cual agradecemos y tomamos como símbolo de buen augurio para lo que venga de esta iniciativa cultural.
También hemos de compartir que como una actividad extra y asociada también a éste ámbito, el Grupo de Derechos Humanos de la fundación ha abierto un ciclo de cine foro en la parroquia Tambillo, del cantón Mejía, cada cuarto sábado de mes, sobre ello ya les contaremos más adelante.
                                                                                               

                                                                        Marcia Toca
                                      Responsable del Área de Cultura y Política
                                          de la Coordinadora de Acción Socia




Viento del Pueblo. Miguel Hernández
Sinopsis: La vida del poeta y dramaturgo español desde su infancia en Orihuela hasta su muerte en la cárcel de Alicante, en 1942. Un relato que aborda sus inicios como autor, su postura ideológica, el compromiso social que asumió, la persecución política de la que fue víctima y la controvertida relación que mantuvo con su padre. Además, un retrato de la España del franquismo y los años posteriores
Dirigida por José Ramón LARRAZ. España: Lotus Films Internacional / Antea Film, 2002.


jueves, 19 de marzo de 2015

CARTA A OBAMA



TEÓLOGOS DE LA LIBERACIÓN DIRIGEN CARTA A OBAMA PARA RECHAZAR SU AGRESIÓN CONTRA VENEZUELA
Caracas, 13 Mar. AVN.- Representantes del movimiento Teólogos de la Liberación dirigieron una carta pública al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que califican como vergonzosa la orden emitida contra Venezuela, en la que consideran el país como una amenaza inusual a su seguridad nacional.
Los firmantes de la misiva, entre ellos el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, entre 2008 y 2009, y también sacerdote y excanciller nicaragüense, Miguel D'Escoto; y el exsacerdote brasileño Leonardo Boff, indican que la actuación de Estados Unidos "es una flagrante violación del derecho internacional por constituir una amenaza del uso de la fuerza contra Venezuela y, al mismo tiempo, servir como estímulo a sus lacayos venezolanos a continuar en sus esfuerzos para desestabilizar el país".
A continuación la traducción de la carta emitida por Teólogos de la Liberación:
Su Excelencia
Presidente Barack Obama
La Casa Blanca
1600 Pennsylvania Avenue N.W.
Washington, D.C.
20500
12 de marzo 2015
Estimado Presidente Obama,
Le saludamos como a un hermano en Cristo Jesús nuestro Señor, con amor y respeto, en cumplimiento del mandato que debemos amar incluso a aquellos que, como enemigos, se comporten contra nosotros. ¿Qué le pasó a usted, querido hermano? ¿Qué fue de ese valiente e inteligente Obama que en 2008, y a lo largo de su campaña presidencial, habló de cambio, cambio verdadero, en el que la gente pudiera creer? Usted inspiró esperanza a millones de personas, tanto en los EE.UU. como alrededor del mundo, incluyendo a nosotros.
Recordamos las encuestas de opinión que registraban un número peligrosamente significativo de afroamericanos que no estaban a favor de su elección, pero no porque no les gustaran las cosas que decía y prometía. Ellos le amaban demasiado. Ellos no querían que usted fuera asesinado por el complejo militar-industrial-financiero en caso de que usted tuviera la valentía para seguir adelante con su visión y su promesa de que los Estados Unidos retornase a la comunidad humana. Es decir, impedir que los EE.UU. siguiera comportando de una manera que solo generaría guerras más y más grandes hasta el punto de eliminar a nuestra propia especie humana.
Usted personalmente sabía que Estados Unidos era el país más odiado en la historia del mundo por su arrogancia y su diabólico objetivo nacional de dominación de espectro completo. Contrariamente a lo que fue el caso de dirigentes como Ronald Reagan y George W. Bush, que nunca jamás fueron acusados de ser inteligentes, usted es claramente una persona inteligente. Además de eso, mostró signos de tener muy arraigados valores éticos y morales y adhesión a los principios y valores proclamados por Jesús y, de hecho, por todos los grandes líderes espirituales del mundo, independientemente de su religión.
Lo que nos impulsa, querido hermano, a escribir esta carta es su extremadamente vergonzosa Orden Ejecutiva del 9 de marzo 2015 declarando una emergencia nacional con respecto a la amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y a la política exterior de los Estados Unidos planteada por la situación en Venezuela. No podía dejar de recordarnos de una Orden similar emitida por Reagan hace más de tres décadas para tener las manos libres para el lanzamiento de su guerra de la Contra, contra su más que legitima Revolución Sandinista en la década de 1980. Decimos vergonzosa y extremadamente hipócrita, pero también su Orden Ejecutiva es una flagrante violación del derecho internacional por constituir una amenaza del uso de la fuerza contra Venezuela y, al mismo tiempo, servir como estímulo a sus lacayos venezolanos a continuar en sus esfuerzos para desestabilizar el país.
Usted debe saber, querido hermano, que en América Latina hay un creciente sentimiento de unidad y solidaridad en lo que la gente de la región considera su extendida Patria Grande indolatinoamericana-afrocaribeña.
Mientras rechazamos totalmente su arrogante e intervencionista Orden Ejecutiva, le instamos que vuelva a Jesús, a la fraternidad, la solidaridad y la paz y a que, de una vez por todas, rechace los demonios de la codicia, de la guerra y de dominación sobre nuestra planeta.
Usted seguirá estando en nuestras oraciones por usted, sus seres queridos, su país y nuestro mundo.
La asombrosa gracia de Dios no le faltará sí usted no le da la espalda a Él.
Amor y bendiciones,

Miguel d' Escoto Brockmann, M. M.
Nicaragua
Leonardo Boff
Brasil
Obispo Pedro Casaldáliga
Brasil
Obispo Thomas Gumbleton
EE.UU.
Ramsey Clark
EE.UU.
Cc. Papa Francisco

Aunque mi firma sea irrelevante, yo también me uno
José Luis Molina
Sacerdote Misionero en Quito. Diócesis de Jerez de la Frontera. España



GRACIAS



Y tocó la campana de los amigos,
sonó a corazón caliente y brazos que te aprietan.
Y sentí por mis venas correr toda mi vida
impulsada por ellos, de ellos llena.
No les agradecí que me quisieran.
Le di gracias a Dios por encontrarlos.
Y mi mano tembló, que no de miedo,
sino de olor a humo y sementera,
a ratos compartidos, a un ¡te extraño!
José Luis Molina


El olivo
El olivo,
una aceituna del olivo,
una copa de vino fino
y el temple acompasado
del amigo,
qué más queda.

Una nube
transida de sol,
mucho sol,
mucho verde y blanco,
mucho azul,
Andalucía.

Sombras del ayer,
capirotes y estandartes,
farsa política,
dinero ,
y la pena penita pena,
recurrentes del pasado
en el hoy
para el mañana.

En la sierra,
el quejío,
sempiterno eco del quejío,
sopor de siesta
y no más.

Harto ya,
me quedo
con mi amigo,
a la sombra del olivo,
la aceituna y el vino.
                                                         Miguel Á. Olmedo
                                                     Estella del Marqués 19-3-2015


miércoles, 18 de marzo de 2015

HIJAS E HIJOS DE TRES



Para que por lo menos hayamos oído hablar y nos podamos ir formando nuestra opinión de algo que, muy probablemente, se oirá hablar en el fuuro


Jose Arregi, 11-Febrero-2015

El Parlamento británico ha dado luz verde a la utilización de una novedosa técnica de reproducción asistida que permitirá que los hijos no hereden enfermedades mitocondriales graves de sus madres (ceguera, sordera, fallos cardíacos, daños cerebrales…).
La mitocondria –¡qué sé yo de esto, pero es un milagro que exista!– es una especie de minúscula central energética de la célula viviente, todo un mundo infinito invisible a la vista, como el infinito grande y pequeño. La técnica consiste en sustituir la mitocondria enferma del óvulo materno por la mitocondria sana del óvulo de una tercera persona, la mujer donante, para fecundarlo luego con el espermatozoide del padre e introducirlo en el útero de la madre. La misma operación puede realizarse con los óvulos recién fecundados de madre y donante. La ciencia prolonga el milagro de la naturaleza. En realidad, también la ciencia, como todo lo que somos y hacemos, forma parte de la naturaleza. Y del milagro de la Vida de la que somos hijos.
Pero no todos lo ven así, ni aprueban la nueva terapia. Entre otros, se han opuesto –como es normal, o cuando menos habitual– los altos dirigentes de la Iglesia anglicana y de la Iglesia católica de Gran Bretaña. Arguyen la inexistencia de suficientes garantías médicas y la posible destrucción de embriones. Advierten contra la injerencia en el orden de la naturaleza querida por Dios, y contra la tentación de crear seres humanos a nuestra conveniencia, o contra la disolución de la estructura misma filial-parental en una paternidad-maternidad de tres. Incluso el autor de la primera fecundación in vitro ha protestado, calificando la técnica como “bricolaje de la vida” y preguntando: “¿Es que vamos a crear todos los trozos del ser humano?”. ¿Y por qué no, si es para bien?
Comprendo las objeciones, pero creo que ninguna es suficiente para negarnos a este nuevo paso de la medicina. ¡Ojalá se den pronto muchos más! A condición, eso sí, de no sucumbir a la obsesión de la salud perfecta y de no someternos a los intereses desmedidos de las grandes multinacionales, farmacéuticas u otras, dos de los más graves trastornos de nuestro tiempo, cuyo remedio es mucho más urgente y difícil que el de las enfermedades mitocondriales. Pero eso excede la responsabilidad de los médicos. La vocación de la medicina –sublime profesión– es prevenir, curar, cuidar las heridas de la vida, y a ello contribuye la terapia mitocondrial. La humanidad se lo agradece.
¿Seguridad absoluta? Nunca la hay. El riesgo cero no existe. Hay que considerar cada vez los pros y los contras, medir la proporción entre los resultados y los medios, y decidirse no pocas veces por el bien mayor o el mal menor. No hay ningún principio absoluto, ninguno, aparte de hacer el mayor bien posible. Y la certeza absoluta no existe. ¿Destrucción de embriones? Es deseable evitar la destrucción de embriones o incluso pre-embriones humanos, aunque sean de unas horas, pero la terapia mitocondrial no la conlleva necesariamente, y en cualquier caso me parece abusivo identificar el cigoto inicial con un embrión desarrollado y no digamos con un feto. ¿Injerencia en el misterioso orden de la naturaleza? Toda medicina lo es, desde la aspirina a la nanomedicina. Cultivar la tierra es injerencia. Vivir es injerencia. La cuestión es si cuidamos la salud de la vida, de la vida universal, no solo de la humana.
¿Hijos de tres? Sí, y de muchas, de muchos más. De hecho, nunca somos solamente hijos de dos, ni somos solo los genes que nos dieron. Somos hijos e hijas de la Santa Trinidad, metáfora de la Comunidad de todos los vivientes y de todos los seres. Somos interser, polvo de estrellas extintas, partículas de estrellas aún por nacer.
Bendigo la comunión de la Vida que somos, y a la mujer que dona su óvulo fecundo, y la asombrosa mitocondria que guarda la memoria de nuestra ascendencia universal. Bendigo el Misterio que nos engendra y nutre, transformándonos sin cesar. Creatividad sagrada en el corazón infinito del átomo y del universo. Fondo Bueno de la realidad, Espíritu, Dios. Salud, Salvación, Cuidado. Y está en nuestras manos.