viernes, 19 de julio de 2024

POR CAMINOS DE AMÉRICA

   


Marcia Toca anda estos días por Centro América en un encuentro diversos de persons de comunidades cristianas de distintos paises y de diversas procedencias  alimentadas desde la base por la fuerza del Espíritu    q ue las empapa.

Anexo una hermosa canción que me envía  y que espero disfruten.   


          

lunes, 8 de julio de 2024

ESCUCHEMOS A EZEQUIEL

 



 

 

 Hoy, la reflexión, quiero plantearla directamente a partir de la primera lectura que es de Ezequiel.

Y pretendo que sea breve y directa. Todo lo demás puede distraer el centro de la Palabra.

Dice Ezequiel:

                        El Espíritu entró en mi, me puso en pie y me envió a los                                                                              israelitas” 

Decimos los cristianos:

                                        “Por el Bautismo y la Confirmación afirmamos haber  recibido el Espíritu, éste se ha derramado sobre nosotros.”

·      ¿Para qué?

·      ¿Dónde me ha enviado?

·      ¿He ido?

·      ¿Cuándo?

·      ¿Ya he vuelto?

·      ¿Se ha terminado el “encargo”?

A Ezequiel no lo engañaba. Le decía de la testarudez de los destinatarios y del rechazo y posible ponerse en contra:

                                                                 Te hagan caso o no te hagan caso”

Ellos son así, esa no es tu responsabilidad, sino la de ellos. La tuya es que sepan que entre ellos hay un profeta y que su palabra interpreta los acontecimientos desde la luz de Dios y muestra la toma de posicionamiento.

Y aquí está el subrayado para nosotros, lo que nos debe importar.

No se trata del éxito que obtengamos, de la capacidad de convencimiento. (En muchos casos históricos esto ha terminado en una manipulación de las conciencias). De lo que se trata es de nuestra fidelidad,  de nuestra honradez, de nuestra coherencia con nosotros mismos, con lo que decimos, lo que ofrecemos y la vida que construimos.

Evangelizar es ser profeta en medio del mundo en medio de la tarea cotidiana para que, al hacerla,  en el cómo hacerla, para qué hacerla y a quien se beneficia con ello, pueda descubrirse que Dios está hablando ahí. Luego, la reacción de ellos, ya es de su responsabilidad.

Y con esto termino. Que por nuestro hacer, por cómo lo hagamos y para quién lo  hagamos  se sepa que ahí hay presencia de Dios, hay un profeta suyo: Tú, yo, nosotros…

Un abrazo

José Luis Molina

7 de julio del 2024

 

TALITHA QUMI

 


Espero ser capaz de explicaros con claridad el procedimiento que hoy voy a seguir y ustedes conmigo si me acompañáis.

Primero os recomiendo  que leáis previamente las tres lecturas.  Éstas son:

            Primera: Sabiduría 1, 13-15; 2, 23-24

            Segunda:  2ª Corintios 8, 7-9.13-15

            Evangelio: Marcos 5, 21-24.35b-43.- También pudiera ser interesante leer los versículos del 25 al 34 aunque no vengan en el leccionario dominical.

Una vez leídos los tres textos, vamos a fijarnos  en frases, expresiones, afirmaciones, conclusiones que encontremos en ellas y nos parezcan importantes.

Yo voy a hacerlo con unas cuantas que me lo parecen y con ellas continuaremos. Pero, no obstante, ustedes pueden añadir y tomar notas de otras que, de igual manera, resulten destacables.

Las que yo destaco son las siguientes:

·      Dios no es un dios de muerte, que en ella se complace. Dios creó al hombre imagen de su propio ser.

·      Jesús, pudiendo ser rico, hizo opción por ser pobre para eliminar la pobreza que mata.

·      No se trata de aliviar, se trata de igualar los niveles.

·      Las obras de Dios  no son las limosnas para tranquilizar conciencias sino la empatía, la solidaridad que nos impulsa al compartir desde la justicia.

·      Jesús abandonó territorio no israelita (de los gerasenos) y pasa al otro lado del lago, en la parte de Israel lo cual significa que lo que aquí va a hacer se refiere al pueblo de Dios.

·      Jefe de la sinagoga: Jefe religioso cuyo deber es velar por el crecimiento y robustez del pueblo de Dios a ellos encomendados.

·      La hija, que depende de él ha muerto, está muerta.

·      La acción de Jesús se dirige a la niña:

+ Contigo hablo: Talitha qumi

+ Que nadie se entere.

+Dadle de comer.

Conclusiones:

Dios es un Dios de la vida, está en contra de toda situación de muerte, es decir, de todo aquello que es impedimento, obstáculo, para avanzar hacia el crecimiento del ser humano, imagen de Dios.

Ante esto no podemos, si seguimos a Jesús, quedarnos indiferentes, ponernos de perfil, mirar para otro lado.

La cuestión no está en hacer lo que buenamente se pueda y que siga todo igual: pedir al rico, al `poderoso, al que atesora mientras eso provoca bolsas de miseria, cada día más muertos. Se trata de que no buenamente hagamos sino que todo lo que hagamos lleve como objetivo rebajar, que el esfuerzo y la tarea de la justicia sea que se restituya, sin exclusión , la dignidad, el bien común y que lo que hoy hemos ido descubriendo son derechos, por igual, de todo ser humano.

Y Jesús miró hacia dentro, hacia dentro del propio pueblo de Israel, hacia dentro del propio sistema religioso (sinagoga)

.

Y actúa no solo liberándolo de los poderes de muerte que hay en ella (que no son obras de Dios), sino también planteando la necesidad de que la vida sembrada crezca (alimentarla). Ese alimentarla no es según capricho sino como imperativo necesario para crecer y llenarse de vida.

Nuestras comunidades, grupos de fe, etc, ni la Iglesia en general, pueden permitirse el lujo o la trrible omisión de no generar espacios de alimentación. Si eso fuera así, no podríamos rechazar nuestra complicidad en la muerte de la niña.

Ánimo.

Un abrazo

José Luis Molina

30 de junio del 2024

 

sábado, 6 de julio de 2024

A GOLPE DE TORMENTA Y OLEAJE.

 

 



El texto de la “tempestad calmada” de este domingo ha sido  un texto que, desde hace mucho, me dio quebraderos de cabeza.

La elaboración del mismo, sus elementos, todo él, en un primer impacto, producía en mí una sensación extraña. Recibía “ciertas explicaciones” que yo “aceptaba”, pero siempre quedaba flotando en el aire unos puntos suspensivos que, como las estelas de los aviones,  por el aire se iban expandiendo y perdiendo intensidad, pero ahí estaban.

Me sorprendía y, en algún momento empezó a querer cristalizar la imagen de un Jesús al estilo de los dioses del Olimpo, lanzando rayos como Zeus o interpelando a las tormentas o a las olas como en el mejor pasaje de la Odisea. Era un dios que presumía de serlo, que esperaba los aplausos del final. O la teatralidad de un Jesús dormido en la popa de una barca pequeña, que casi se llenaba de agua, y él, con su cabeza apoyada sobre un cojín o un fajo de tela y, a pesar de la salpicadura o “baño”,  el estruendo, el fragor de  luchar contra los elementos por parte de la tripulación, no se alteraba su plácido descanso y su profundo dormir. Todo esto me hizo pensar, más de una vez,  si no sería que Jesús se estaba haciendo el dormido para esperar el momento oportuno y calmar el viento.

Y, a todo esto, cuando lo despiertan, los califica de falta de fe. ¿De qué fe habla si se estaban  yendo a pique?

Pues bien, con el transcurso del tiempo, de mucho leer, estudiar, reflexionar, evolucionar en mi comprensión, fui encontrando un sentido y profundidad que se me escapaba, que ni sospechaba.

Empecé por que la intencionalidad del evangelista no era mostrarnos a un dios SUPERMAN sino un Dios humanizado en favor y beneficio de la humanidad y todo ello para que lo entendiéramos no solo desde una referencia religiosa y no más, sino como referencia vital y absoluta. Es el dios del mar y las rocas de la primera lectura. El evangelista Marcos pretende decirnos no tomemos a Jesús desde la mentalidad de los “mínimos”, según buenamente se pueda, sino como una experiencia transcendente, totalizante.  Eso es él. Esa es la respuesta a la pregunta ¿quién es éste que hasta el viento, el mar, la tormenta, el oleaje les están sometidos? Pero seríamos falsos, hipócritas, teóricos al menos, si nos quedamos en el reconocimiento de esta autoridad, “poder” físico sobre las cosas y luego nosotros “pasamos olímpicamente de él.

Y otro gran tema: LA FALTA DE FE.

¿Por qué dice esto?

La fe es la aceptación de lo que él propone.

Falta de fe es mezquindad, incoherencia, en esa aceptación.

Cuando en la Iglesia, en la Comunidad de sus discípulos, aunque se siga usando a Jesús  se hable de ser su “barca”, que en ella va, pero lo haga “dormido en la popa”  (procesiones, grandes manifestaciones religiosas, discursos piadosos en medio de la indiferencia y disimulados por la apariencia) pero dormido, es decir excluidos porque el navegar, el existir y el operar de esa comunidad se haga a espaldas de él, excluyéndolo de ser piedra  fundamental y fundante, la travesía no tiene futuro, está amenazada de excluirse del Reino, de hundirse en las profundidades de las aguas arrasadas por el viento.

Analicemos a la luz de este texto las realidades de nuestras comunidades en sus aspectos de compromisos, de objetivos, de fundamentación de esos objetivos, de las metas y las tareas. Reflexionemos y analicemos divisiones, falsas de transparencias, mediocridades, etc. Y tengamos siempre presente. Recurramos a Jesús sin olvidar nunca que la barca no está a nuestro servicio, conveniencia, oportunidad, etc sino al servicio del Reino y que esto puede acarrear incomodidades y complicaciones difíciles de resolver.

Un abrazo

José Luis Molina

 

23 de junio del 2024

domingo, 16 de junio de 2024

NUEVAMENTE EN TORNO A LAS PARÁBOLAS



Si alguno, por casualidad, conservara la reflexión del 13 de junio del 2021, titulada  “IR MÁS ALLÁ DE LAS PARÁBOLAS”        , no estaría de más volverla a escuchar ya que se complementa con la de hoy.

Y es que vuelvo a interesarme por el final del texto de Marcos en el Evangelio de hoy. Me parece interesante.

Dice que Jesús explicaba su mensaje en parábolas para que pudieran entender. Todo se lo explicaba en parábolas.

Pero termina con una frase que presenta una dimensión contradictoria:

“A los discípulos les explicaba todo en privado”

¿Por qué esta diferenciación?

Jesús, con sus parábolas, utilizaba aspectos de la vida real para que, a través de ellos, pudiéramos descubrir, si optábamos por su propuesta, cómo desde esta vida real, se puede transcender hasta lo que él nos propone.

Si lo aceptaban, se hacían seguidores y entonces era necesario entrar en la dinámica de estas parábolas para llegar a su transcendencia. Si no lo aceptaban se quedarían en el relato recibido, unos criterios y valores del Reino, pero no llegaríamos a más.

Por tanto, es importante que nos tomemos  el pulso para verificar nuestra temperatura, dónde nos quedamos, cómo y desde dónde nos situamos.

¿Nos quedamos con el relato como una historia con su mensaje y no más? ¿Somos capaces de descubrir en ellas por dónde pautar nuestra vida[JLM1] ?

Os dejo frente a este punto. Creo que si lo reflexionamos puede dar mucho  de si  .

Para terminar nos fijamos en el principio. No vamos a detenernos en la semilla de mostaza o de quinua    que, de seguro, ya lo habremos hecho muchas veces.

Me refiero al principio del texto del evangelio: El hombre siembra la semilla, o el viento, o los pájaros, o los insectos las esparcen por el suelo. El resultado es que, poco a poco la tierra se va cubriendo de hierbas y el paisaje cambia, es otro. ¿Alguien ha oído crecer la hierba? Ciertamente no pero, en cierto modo lo correcto sería poder decir sí, entendiendo que el oír no es en sentido literal sino  figurativo. Si pegamos el oído a la tierra, si aplicamos el corazón a la vida, escucharemos como van brotando los frutos, las dimensiones del reino. Eso sería no quedarse en la parábola (  en la historia, en el relato)   , sino profundizar en lo que se nos ofrece. No pasemos distraídos por la vida perdiendo la experiencia de sentirla crecer, del involucrarnos en su crecimiento y está. La fuerza del Espíritu está ahí  y está no para hablar de ella sino par VIVIR DESDE ELLA   . No tengamos dudas. El campo reventará en vida.

Un abrazo

José Luis Molina

16 de junio 2024                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

 

         

 

 


 [JLM1]


sábado, 8 de junio de 2024

SIN OCULTAR LO QUE EL SEGUIMIENTO LLEVA IMPLÍCITO

 



Cundo me he puesto a leer el texto del evangelio se me ha evidenciado fuertemente que es de una actualidad tremenda lo cual se explica porque los textos se escriben desde la realidad existencial de Jesús, humano en la humanidad y presencia de Dios que la transciende pero desde ella misma, sin magia ni números de circo.

Se podrían elegir diversos momentos de la narración pero creo que, por hoy, con que reparemos en uno tenemos bastante.

Fijémonos. Es al principio.

Nos presenta a un Jesús que está levantando polvareda.  La gente está impactada por su palabra y por su hacer, por el Dios que presenta y de el que él se llama, se considera, imagen, hijo.

Todo esto es distinto de lo que se acostumbraba: rezos, ofrendas, sacrificios, devociones, seguir engañando a los pobres y abusar de los débiles.

La imagen que él ofrece de Dios es totalmente opuesta.

Entonces los afectados, aquellos que quedan desenmascarados, pasan a la acción.

Es la propia familia la que, pongamos que para evitarle problemas a Jesús, o para evitarse problemas para ellos, por ser parientes de Jesús,  van a por él para retirarlo de la circulación, lle3várselo, encerrarlo. Y declaran que está loco, que no está en sus cabales.

Si quieren ustedes, aquí podríamos hacer  un pequeño receso, una pequeña pausa para tomar aliento.

¿No les suena a de actualidad ese juego de la degradación, el descrédito, la salpicadura, como una práctica muy al uso en nuestros días y en nuestro país, ente la clase dominante, política, trepadora para enturbiar el río y ganar pescando? Una mentira, a fuerza de repetirla muchas veces, se convierte en verdad y elimina el valor e lo que las obras dicen por si mismas. No seamos tonto. Abramos los ojos.

¿O no es verdad que cuando alguien que ha comido contigo y ha caminado con su brazo sobre tus hombros, te traiciona, el dolor aumenta doblemente?

Pues no idealicemos más de lo necesario. También a Jesús, ser humano, debía dolerle el talante de su familia.

Pero sigamos.

Porque después de esto vienen los grandes santones, los que se inflan en los atriles y pontifican lo que es bueno, justo y necesario para …(dicen para los demás) pero los demás son su clase privilegiada que `puede afrontar las privatizaciones de los bienes públicos (enseñanza, salud, dignidad de salarios, etc) que dejan de ser derechos humanos asequibles para muchos que tienen que sufrir las consecuencias.

Y lo hacen con el cinismo de aparecer investidos de poderes de lo alto que ellos quieren arrebatar para sí mientras que el poder reside en el pueblo.

Por eso llaman a Jesús endemoniado, y ,a sus obras, obras del demonio.

La respuesta de Jesús es clara. Si estuviera endemoniado sus obras no irían en contra de los demonios que esclavizan, abusan y se aprovechan de los débiles. Si sus obras son liberadoras, vienen de Dios.

Pero no caigamos en el engaño de la pseudo religión y  la psuedo solidaridad que hacen “obras en favor de…” para conseguir aumentar beneficios, exención fiscal que restará aportación a los gastos para el bien común.

Tengamos presente: en nuestro tiempo, sabremos de donde vienen las obras, de poderes satánicos o de Reino  si tiene como meta y esfuerzo la transformación colectiva de la realidad eliminando todo aquello que margina, excluye, divide o degrada la vida. Esto es lo que autentifica opción por el Reino.

No nos asustemos pues.

Eso sí, tenemos el deber de no ser ingenuos y bailarles el baile que oculta a quienes benefician o ignoran a los que mueren ignorados.

Un abrazo

José Luis Molina

9 de junio del 2024.

 

 

CORPUS CHRISTI

 

 



 

Corpus Christi.- Cuerpo de Cristo.

Cuerpo de Cristo.- Presencia de Cristo

Cristo en el mundo.- Cristo en la calle

¿Para qué?

Oficialmente para dar culto público (oficialmente latría) de la presencia de Cristo en la Eucaristía.

No sé ustedes. Yo me he puesto a reflexionar. De una manera muy sencilla.

Repetía las palabras Corpus Christi, presencia de Cristo y miraba realidades diferentes que se cubren bajo este nombre.

Y he sacado mis  propios criterios  sobre como situarme para celebrarlo, para hacerlo creíble, para que otros puedan descubrir a Cristo VIVO, OPERNTE, en las calles, en el mundo. Y cuales son las quedesecho.

Os ofrezco esta experiencia.

Para ello yo, así, empecé con el video que nos llegó a nuestro grupo y que os vuelvo  a replicar,

 

 

Después seguí:

Corpus Christi.- Cristo en la calle.

                              Cristo vivo.

                               Cristo Resucitado.

 

                                Cristo operante

Cristo encerrado en una vitrina enmarcada en plata, oro, pedrerías

Cristo trabajando en las calles, en las instituciones, en la vida, por buscar respuestas para las problemáticas de los sin techo, de los sin patria, de los excluidos, de los rechazados.

Cristo pasando solemnemente entre flores, juncias, juncos, tapices, colgaduras. Cristo Rey Magnífico que deja todo igual, la vida como está y como interesa a quienes la tienen ya a su medida .

Cristo entre bellísimos cantos gregorianos.

Cristo en el grito, en los gritos, que reclaman paz, solidaridad, leyes inclusivas que beneficien a los  débiles y pequeños, gritos que condenan el vandalismo y las masacres.

Cristo caminando  entre fuerzas armadas, gentes poderosas, lujosamente equipados.

Cristo caminando entre niñas vestidas de princesas y niños de almirantes que ya se despiden de la Eucaristía una vez alcanzada la meta.

Cristo presente entre la gente cotidiana que lo buscan entre camisetas, vaqueros y zapatillas y es encontrado entre los que buscan un mundo igualitario.

Cristo bendiciendo armas que matan.

Cristo bajo palios ricamente bordados.

Cristo empapado, hecho vendajes, telas que empapan sangre, limpian heridas, amortajan muertos.

Cristo de fiestas serias donde muchos se aburren o no entienden nada.

Cristo en y con la gente en las fiestas del pueblo, de la confraternidad.

 

Yo lo tengo claro. Creo me ha servido. Espero que a ustedes también.

Este año, una vez más, no me pondré ni el traje, ni la corbata, ni el alzacuello. Contemplaré la mantilla española como un patrimonio cultural hermoso, pero  seguiré pensando que el Corpus Christi  estamos llamados a ser nosotros yendo por las calles del mundo con la ropa de andar por la vida para el encuentro de otros Corpus Christis dolientes, sangrantes que, expectantes, esperan lar resurrección de los tiempos nuevos.

UN abrazo

José Luis Molina

2 de junio del 2024