lunes, 11 de agosto de 2008

El hijo de Kenzaburō Ōe

Kenzaburō Ōe, es un profesor Japonés que recibió el premio Nobel de literatura en 1994.
Desde joven, su vida giraba entorno a la literatura y sobre todo a su obsesión, la literatura europea. Sin embargo, todo cambió el día en que nació su hijo, condenado al autismo debido a una hidrocefalia.



Para él fue un duro golpe y desde entonces lo más importante fue su pequeño. Desde los primeros años, intentaron estimularle de diversas formas, para tratar de obtener algun respuesta por parte del chiquillo, sin embargo no lograban nada.

Un día, alguien le regaló un disco con sonidos de pájaros. En él, un locutor anticipaba el sonido del pájaro que se iba a escuchar "A continuación escucharemos el canto del mirlo común...". De alguna manera, ese disco, despertaba en él un leve, mínimo atisbo de respuesta.

Una tarde, el profesor paseaba con su hijo por el bosque, de repente se escuchó el canto de un pájaro y el niño, imitando la voz del locutor del disco, habló repitiendo con absoluta precisión las palabras de aquel hombre que explicaban de qué pájaro se trataba.
Descubrieron entonces, que el niño tenía un excepcional genio para la música. Desde entonces Kenzaburō Ōe, procuró fomentar constantemente la capacidad de su hijo, el cual hoy en día compone música clásica y según dice su padre "Algunos de sus discos se han vendido más que mis libros".

1 comentario:

marcia dijo...

Ayer comentaba en una reuniòn de los grupos de fe del INTI que deberia pensarse si la gente con autismo deberia considerarse como ser humano, por esa imposibilidad que tienen de comunicaciòn, de verlos vivos pero no saber en realidad quièn son?? comentario sumamente grave y equivocado de mi parte luego de esta experiencia concreta. Gracias por esta nota, que llega justo a tiempo, como solo Dios envìa las respuestas.
Att.
Marcia