jueves, 5 de noviembre de 2015

DIFUNTOS

En Ecuador, la efemérides de los difuntos tiene una expresión propia. No se puede entender, según la tradición, sin la "colada  morada y los guaguas de pan".


En la Escuela Inti, donde en el proceso educativo se pretende tener en cuenta todo aquello en lo que el pueblo vive y se expresa, tiene en cuenta esta efemérides, pero sin que ello lleve consigo pérdida de clases pues el día transcurre a dos niveles paralelos: las clases continúa mientras se programa la realización del programa de ejecución de la colada morada en otro nivel. (Ver esta misma efemérides en otros años en este mismo blog)







Los ingredientes para la colada morada (piñas, mortiño, moras,...) se elabora con la aportación que los propios niños llevan. Se cocina a fuego de leña en la cancha de la Escuela. En esta elaboración intervienen, por turnos, niños de los niveles superiores.  Este, además de miembros de la comisión de padres y de Intiruna ha sido importante el voluntariado de exalumnos que, al no tener clases en sus actuales centros,  han acudido a la Escuela para ayudar y participar del día. Esto es algo que a la Fundación Intiruna y a los responsables de la Escuela  todos los años y en otras ocasiones, nos alegra ya que de ello hacemos una lectura positiva porque sirve para mantener vínculos y nos produce satisfacción que sigan viviendo la escuela como su escuela y se sientan como en su casa.  

1 comentario:

Neo-Punk Kryz dijo...

Tuve la oportunidad de asistir este día y compartir la deliciosa colada morada y al mismo tiempo me llanada de sentimientos recordando cuando fui alumno de la Escuela.
me alegra mucho ver que la esencia de aquella escuela en la que estudie no se han perdido en lo absoluto.
saludos y un abrazo Jose Luis.
Att. Cristian Duchi