jueves, 21 de enero de 2016

CUANDO TE SUEÑO

 A mi padre



Una sonrisa:
chiquita de ojos,
amplia de boca,
de corazón, inmensa.
Unos brazos que aprietan
nerviosos y con prisa:
no quieren perder tiempo
en hacerse sentir
que están para querernos.
Y unos besos repletos
de ternura que estrenan
cada día, cada instante,
cada vez que te besan.
Y una huella en mi cara, 
en mis ojos,
en ...  mi pecho,
sigue aún llena de tí
cuando me enfrento
con tu vacío,
cuando te sueño

                       José Luis Molina

             21 de enero 2016

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro que sí Mi Peregrino de Cabeza Nevada, dichoso tú que inmortalizas la ternura del "ABUELO", del "JEFE y la trasciendes a nosotros, dichoso el "ABUELO" por dejar huellas repletas de vida, dichosos ustedes, LOS MOLINA LÓPEZ porque nos hacen creíble que LA VIDA ES MÁS FUERTE QUE LA MUERTE.

Dichosa yo por ser "AÑADIDA".


Anita Troya

Miguel Olmedo Jiménez dijo...

Amplio, de mirada profunda, fiel a sí mismo, a su compañera, creyente en la amistad, de los que ensanchan siempre la humanidad, ético y solidario y además...además hombre culto, amante de la literatura y republicano. Nada del buenismo tan de moda, peto sí un hombre bueno comprometido con la bondad. Gracias Felipe. Miguel

José Luis Molina López dijo...



Gracias, Miguel. Me reafirmo en todo lo que dices pero yo, su hijo, por pudor no soy quien debe ponerlas. Gracias por prestarme tu esfero. Gracias, Ana, en nombre de los Molina López.
José Luis