miércoles, 8 de marzo de 2017

DÁ DE LA MUJER Y FERIADO BANCARIO




Hoy,miles y miles de ecuatorianos hemos salido a las calles en una inmensa manifestación pacifica pero ardiente.
A dos días de comenzarla campaña electoral para designar presiente de la República en segunda vuelta, los ecuatorianos se han echado a las calles de manera masiva uniendo la celebración del día de la mujer con el otro 8 de marzo de hace 18 años (1999) en el que se dio el feriado bancario que provocó una crisis terrible que obligó a cientos de miles de ecuatorianos arruinados a emigrar a EEUU, España, Italia etc en el gobierno de Mahuad del que Lasso, actual candidato a la presidencia, era Ministro de Economía.


Comento lo que he visto y he estado allí. En la prensa extranjera se habla de que el oficialismo ha tratado de arremeter contra Lasso. Ciertamente la manifestación fue convocada por Alianza País pero los miles de manifestantes, (nadie ha minimizado el número) no eran militantes del partido solo. Era pueblo ecuatoriano, mucho pueblo ecuatoriano el que desfilaba hoy por las calles. E iban sin violencia ni agresividad, al contrario de Lasso, Paez Mauricio Rodas (alcalde de Quito) y unos pocos de sus partidarios en los días de recuentos de la primera vuelta frente a la sede de la CNE. Allí si hubo violencia (incluso con las puertas de los inmuebles) palabras con falta de respeto y groserías e incitación al desorden público y al irrespeto a la ciudadanía.


Repito hoy había en las calles mucho pueblo ecuatoriano. Muchos afroecuatorianos, muchos indígenas, mucha piel cobriza, aceitunada. Lo que no había demasiado aunque también, eran rubios de pieles claras. Muchos de ellos bailan otra jumbia.
Esperemos que el pueblo ecuatoriano, el 2 de abril, sepa valorar lo que tiene y lo que ha conseguido los derechos que ahora se le reconocen y no se precipiten a perderlo. Es bueno mirar al entorno donde la arremetida neoliberal es manfiesta y donde, tal vez el ejemplo más ostensible sea el caso argentino

José Luis Molina