viernes, 23 de junio de 2017

MI AMIGO EL SILENCIO





Que bueno es el silencio
cargado de rumores,
silencio que no calla,
que habita en los rincones
y desde ahí nos habla.
No temas al silencio:
No va a decirte nada
que realmente no sepas.
Va a gritar lo que sabes
y se te está escapando
por las rendijas y corre
a la noche del tiempo.
Que bueno es el silencio
con el que estoy hablando
cuando estoy en silencio
de ruidos estridentes.
Por eso ese silencio
es un muy grande amigo:
Con él paso veladas
como en torno a una copa
o al fuego que trepita
en el invierno frío.
Me apenan los que tienen
necesidad de ruidos,
huida camuflada
tras romper el espejo.
Que bueno es el silencio
que sabe acompañarte
y por eso, con él, me vivo
convencido es mi amigo.

José Luis Molina

        El Bosque 21 de junio 2017



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Deseo tanto silencio, el silencio me está buscando... lo sé!!

Anónimo dijo...



Gracias por dejar al descubierto a este gran AMIGO tuyo, qué bueno conocer de otra experiencia de silencio, que no sea de esos silencios que solapan, de esos silencios que nos convierten en cómplices, de esos silencios que guardamos para no perder nada ni nadie, de esos silencios que no nos complica la vida ... qué alegría conocer a este SILENCIO QUE CELEBRA Y QUE HABLA CONTIGO Y AL QUE NO LE TIENES MIEDO, NI SALES CORRIENDO AL VERLO.

Anita Troya

Miguel Olmedo Jiménez dijo...

En la soledad sonora donde soy yo mismo y la luz lo envuelve todo iluminando las esquinas oscuras de mi existencia, donde nada queda oculto a mi verdad, donde hay tanta claridad que no deslumbra sino aclara, donde todo se vuelve Presencia de ti y de la verdad a la que nos llamas... donde sobran las palabras porque sólo hay espacio para la contemplación y la vida...esa Soledad Sonora que tanto amo. Miguel Ángel Olmedo.