martes, 27 de enero de 2009

Comparación Auschwitz - Gaza

Vean este powerpoint que hemos encontrado en internet. Es una comparativa entre Auschwitz - Gaza.
Auschwitz Gaza
View more presentations or upload your own.

2 comentarios:

Abel dijo...

Los nazis asesinaban judíos por su raza y no por sus ideas políticas; los terroristas de Hamás, Hizbulá y demás asesinan judíos por su religión, no por sus ideas políticas; y los israelíes asesinan palestinos porque son terroristas y asesinos y matan(1) palestinos porque esos terroristas y asesinos se esconden detrás de ellos.

En segundo lugar los israelíes no son terroristas. Lo que Israel intenta es proteger a su ciudadanía de los ataques indiscriminados de los terroristas palestinos, que sí que son terroristas. Israel no intenta dominar a nadie por el terror, ni infundir terror en la población palestina, ni nada semejante. Lo que intenta es acabar con los terroristas que, en los últimos seis años, han lanzado una media de diez misiles diarios contra su población civil.

Por último, y lo que verdaderamente me llena de indignación, el holocausto judío no tiene absolutamente nada que ver con el conflicto árabe israelí. Hay que no tener ni idea de historia ni de geopolítica ni de vocabulario para decir que no se ven diferencias entre los nazis y los israelíes actuales. Por poner algunos ejemplos:


El objetivo nazi era el completo exterminio de la raza judía; el objetivo israelí es el asesinato selectivo de líderes terroristas.
Los motivos de los nazis para matar judíos tenían que ver con considerarse genéticamente superiores y con la integridad y cohesión de los judíos; los motivos de los israelíes para asesinar palestinos es que estos llevan asesinando judíos en Palestina desde 1921.
Los nazis intentaban asesinar indiscriminadamente a todos los judíos por el mero hecho de serlo; los israelíes eligen claramente a quién quieren asesinar, con nombres y apellidos, y el factor determinante es ser un terrorista, no ser un palestino.
Los medios utilizados por los nazis eran los apropiados para el control y exterminio indiscriminado de un inmenso número de personas; los medios utilizados por los israelíes tratan de limitar al máximo las bajas y de centrarse en objetivos concretos.
Los resultados del holocausto hablan por si solos: en los doce años de existencia del III Reich fueron asesinados el 78% de los judíos de Europa; los resultados de las acciones israelíes también hablan por si solas: en 60 años de existencia del estado de Israel, la población palestina de etnia árabe no sólo no ha disminuido, sino que se ha multiplicado por tres. Para tener tanta experiencia con el genocidio, los israelíes demuestran ser unos genocidas condenadamente malos.

Estoy más que harto del buenismo absurdo, la manipulación y la falta de información de la que hace gala la gente. No voy a decir que los israelíes sean unos santos, desde luego, porque no lo son: el hecho incontestable es que lanzan ataques a sabiendas de que va a haber víctimas civiles. Pero la idea que parece tener todo el mundo de que los israelíes son unos asesinos despiadados y unos genocidas (¡por el amor de Dios!) que odian a los palestinos solo por serlo y que les gustaría verles a todos muertos es tan opuesto a la verdad que hace hervir la sangre de este hombre que prefiere arriesgarse a perder a Dios a vivir en un engaño.

No voy a decir en este artículo que los ataques militares sean la única solución que tiene Israel, y mucho menos que sea la mejor. Tampoco voy a decir, aunque lo piense, que están legitimados a defender a su población civil contra ataques indiscriminados provenientes de suelo extranjero. Pero hay ciertas cosas por las que no paso.



(1) Hay una diferencia no trivial entre el asesinar y matar a alguien. Matar es quitar la vida, asesinar es quitar la vida a alguien indefenso de forma dolosa, voluntaria, queriendo hacerlo. Los israelíes asesinan a los miembros de Hamás, pero matan a las víctimas colaterales porque no tienen nada particular contra ellas. Simple, desgraciada y trágicamente estaban en el lugar equivocado en el peor momento.

Anónimo dijo...

HOLOCAUSTO PALESTINO.-
En 1948 se crea el Estado Independiente
de Israel, el cual, a pesar de las reivindicaciones históricas de la zona por parte de los judíos, no existía como tal hasta entonces. Sólo habían transcurrido tres años desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y, por consiguiente, del holocausto judío llevado a cabo por los alemanes. En menos de 24 horas más tarde, Estados Unidos, gobernado por Harry Truman, reconoció al nuevo Estado. Tal decisión significaba el establecimiento de un bastión de EEUU en el Medio Oriente, de claro poder geopolítico y económico en la zona y, a la postre, de control sobre el petróleo. Por su parte, la Asamblea General de las Naciones Unidas, no sabemos si para compensar el Holocausto o por el poco poder que posee ante los EEUU con capacidad de veto frente a las decisiones de la misma, o por ambas razones al mismo tiempo, propuso como única solución a las rivalidades árabes-judías, dividir Palestina en dos países independientes, y que Jerusalén se convirtiera en zona internacional. La oposición árabe no se hizo esperar y surgió una guerra que dejó como consecuencia miles de refugiados palestinos, los que huyeron de sus territorios a Jordania. En 1949, Israel ganó la guerra y tomó posición de los territorios que pertenecían a los árabes. Otro hecho clave dentro del conflicto se produjo en 1967, con la Guerra de los Seis Días: Egipto, Jordania y Siria movieron sus tropas contra Israel, el que volvió a vencer y a apropiarse de territorios árabes. Desde entonces los conflictos no han cejado, radicalizándose en posiciones fundamentalistas cada vez más violentas. En esta imposición independentista, colonizadora y de posición expansionista del Israel-sionista, hecha raíces el radicalismo de Hamás –movimiento nacionalista que niega la existencia de Israel y reclama, como los israelitas a su vez, un solo Estado, en su caso, Palestino. Las negociaciones de paz y posible solución al conflicto llegaron a su punto álgido con el máximo líder que Palestina ha tenido: Yasser Arafat, pero no pudieron concretarse con la muerte de éste.
El último episodio lo vimos desde el 27 de Diciembre en adelante con una masacre de Israel hacia los palestinos de Gaza que rondó el millar de muertos y, como ocurre en las guerras modernas, cuya mayoría de ellos fue población civil: niños y mujeres. Un nuevo holocausto cuyo responsables fueron los israelitas y la impavidez de las naciones del mundo, del que también históricamente nos avergonzaremos.
Miguel Á. Olmedo