sábado, 7 de mayo de 2011

CONTEMPLANDO EL MURAL











La montaña hombre y la mujer montaña hicieron el amor y tuvieron muchos hijos.




Sintieron predilección especial por Intichacana, a quien nombraron puerta de acceso a su lecho nupcial. Pasado el tiempo a uno de ellos comenzó a crecerle plumas hasta convertirse en hombre pájaro y lo mismo ocurrió a su pareja. El hombre y la mujer pájaro volaron hacia Intichacana, quien los condujo al lecho nupcial de sus padres.


Una vez allí, el hombre y la mujer montaña, les encomendaron una misión: debían llevar a todos sus ñaños, incluidos niños, animales y flores, hasta su hermano predilecto Intichacana para que éste los acompañara a descansar en el lecho nupcial.




Les encantó la misión y no hicieron otra cosa en su vida sino trasladar en sus múltiples plumas de colores a toda creatura que encontraron por el camino.


Miguel Á Olmedo


(Con motivo del mural pintado en la Escuela los días 3 y 4 de mayo del 2011)



















































3 comentarios:

Anónimo dijo...

y se amaron y parieron hijos un día de arco iris, frente a los volcanes

José A. Calvillo dijo...

El mural ha quedado muy lindo. Todo una obra de arte. Enhorabuena por el trabajo y que le saquen mucho partido a la simbología plasmada. Abrazos desde El Bosque

Dr. Demente dijo...

Que bonitooooo, cuando lo vea Marquitos va a preguntar que de dónde sacasteis tantos colores.
:DDD